jueves, 8 de marzo de 2007

FOX LA NETA Y LOS MITOS

OPINION.
DEL LIBRO FOX LA NETA Y LOS MITOS.
LUIS PAZOS.
EDITORIAL DIANA.
MÉXICO.

CAPITULO II: DE MADERO A FOX


Creo que la mayoría de nosotros hemos escuchado o hasta utilizado alguna vez aquel dicho que dice: “Roma no se construyó en un segundo”, pues lo mismo pasa con México, ¿Cómo rehacer y reorganizar un país que fue minado y carcomido por 71 años de poder Priísta, en tan sólo 6 años? Era una labor titánica, y más aún cuando con la excusa que ahora el PRI era un partido de oposición, no estaba dispuesto a legislar sobre las nuevas reformas que eran tan necesarias en nuestro País, de hecho, la gran mayoría de las iniciativas mandadas por el poder ejecutivo fueron rechazadas de forma unánime por la bancada de dicho partido. Parecía incluso que la nueva estrategia del PRI, era que no pasaran las reformas, para que la sociedad se diera cuenta de cómo Fox no había trabajado durante su sexenio, como ni siquiera pudo avanzar en cuanto a reformas estructurales de México, en cuanto a energía, petróleo, carreteras, escuelas, hospitales y todo aquello que necesita ser justificado dentro del presupuesto federal, que por cierto, los diputados tienes que avalar.

Sin embargo, una buena parte de la sociedad, esperaba que los cambios se dieran, que la corrupción disminuyera, que los trámites burocráticos que podían incluso durar años duraran semanas, que la impartición de la justicia fuera pronta y expedita, incluso se esperaba que los grandes defraudadores de la nación fueran puestos tras las rejas, y que pagaran cada peso que se había robado de México, que los crímenes del pasado fueran castigados y que los verdaderos culpables pagaran.

Muchas de estas promesas de campaña, se quedaron inconclusas, en algunos casos se crearon nuevas secretarias dentro del gobierno pero que no dieron los resultados esperados, en otras, las reformas que se aceptaron estaban inconclusas o incluso algunas eran obsoletas.

Así que, pienso que no debemos de perder la fe, debemos de pensar en un México mejor, donde la distribución de la riqueza sea equitativa, donde el abuso de la autoridad solo sea un mal recuerdo, donde el pedir cuentas a nuestros gobernantes no sea hecho de venganza en nuestra contra, debemos de pensar en ellos pero sobretodo de trabajar para poder lograrlo.

No hay comentarios.: