jueves, 8 de marzo de 2007

FOX LA NETA Y LOS MITOS

OPINION.
DEL LIBRO FOX LA NETA Y LOS MITOS.
LUIS PAZOS.
EDITORIAL DIANA.
MÉXICO.

CAPITULO III: CAMBIOS MENOSPRECIADOS


Para efecto del comentario de este capítulo tomare en cuenta solo aquellos logros que menciona el autor original de la obra, para mantenernos dentro del contexto.

La desacralización de la figura presidencial. Es cierto, que tomando en cuenta como se llegaba hasta el punto de idolatrar la figura del presidente, durante el sexenio de Fox este imagen inexpugnable, todopoderosa e inclusa perfecta, se terminó, no fue más que el mito de los años donde el poder ejecutivo no podía ser criticado so pena, de sufrir en algunos de los casos, amenazas o hasta desapariciones forzadas a las personas que se atrevieran a manchar las vestidura presidencial. En cambio, por primera vez en México, el respeto a la libertad de prensa fue respetado cabalmente, incluso algunos medios de comunicación, sobrepasaron esta garantía, haciendo burla de cada error que el presidente cometía, de su forma de hablar, de su forma de vestir, etcétera. Y aún cuando los medios atacaron a la familia del Presidente, este jamás ordeno que se revocaran licencias o la desaparición de periodistas, incluso durante su sexenio se legislaron leyes, que protegían la labor periodística contra el abuso de la autoridad.

La transparencia en el uso de los recursos públicos por los altos funcionarios del gobierno federal. Cuando muchos de nosotros nos enteramos que dentro de los Pinos se gastaba alrededor de 4000 pesos por cada toalla que se compraba para el uso personal del Presidente, de inmediato nos escandalizamos como era posible que se gastara tal suma en unas toallas, ahora ni imaginarnos cuando se podrían gastar en un pantalón, en un traje, en una comida o en un viaje. Pero todo lo supimos gracias a que los gastos del gobierno se presentaban de forma transparente al público, sin maquillar cifras, sin esconder gastos; en cambio ni siquiera sabes cuánto gastaba un Presidente antes de Fox, que hacía con el dinero de la nación, ¿en verdad podemos creerles que todo está invertido en obra social? Cuando en el rubro que más adolece México justamente es ese. De hecho había Presidentes que tomaban el avión presidencia para darse unas vacaciones en Europa, para viajar con sus amantes y para dar grandes fiestas, y todo eso a costa de los mexicanos.

La desaparición del partido de Estado. Por primera vez en 71 años el poder del Estado fue utilizado y dirigido a quien en verdad lo necesitaba, a la sociedad, aquellos desvíos millonarios salidos principalmente de PEMEX ya se han quedado a un lado, aquellas pasadas de charola entre gobernadores, diputados y senadores ya ni siquiera se estila, y la creación de presuntos fideicomisos, para la ayuda a las empresas quebradas, y que después era asaltado impunemente por algún burócrata que casualmente ya había salido de México hace algunos meses. Durante el sexenio de Fox todos los recursos fueron administrados únicamente por la SHCP y el SAT, nadie ni siquiera el presidente podía inmiscuirse en dicho proceso, la evasión fiscal fue castigada, aunque no tan severamente como a muchos nos hubiera gustado, pero sin embargo, se hizo que todas las empresas nacionales e internacionales, contribuyeran en ese aspecto. Y por lo tanto los recursos que cada entidad política tenía por parte del Estado era únicamente aquella que el IFE les asignaba.

Un congreso plural. Durante 71 años el poder legislativo no fue más que una pantalla, para designar a compadres, amigos, familiares, gobernadores, presidentes municipales, colaboradores, y toda una cantidad de personas que nada tenían que hacer ahí, era elegido supuesta de entre la sociedad para servirle a esta, pero sin embargo, no solo no cumplían con sus obligaciones, sino que además creaban leyes que nos afectaban directamente, o que respondían a pequeños grupos empresariales con mucho poder y dinero. Con la llegada de Fox esto cambio, por primera vez el PRI ya no era una mayoría apabullante, que con solo levantar el dedo creaban leyes o que con solo dejarlo abajo aplastaban a los demás partidos, ahora se negociaban las reformas, las leyes se estudiaban y el quehacer político estaba a los ojos de todos los ciudadanos.

No hay comentarios.: